Tratados Internacionales

Convenios para evitar doble tributación

Convenio para evitar la doble imposición en materia de impuestos sobre la renta, ganancia o beneficio y sobre el capital y el patrimonio entre la República de Chile y la República de Argentina

Fecha de suscripción: 13 de Noviembre de 1976, y el Decreto Nº 32 se publicó en el Diario Oficial de fecha 7.03.1986, con vigencia a partir de esta misma fecha.

Estado Actual y Vigencia:

El Gobierno de Argentina denunció este Convenio con fecha 29 de junio de 2012, por lo que actualmente no existe Convenio para evitar la doble tributación con Argentina.

Para el contribuyente nacional significa, que si obtiene rentas de fuente Argentina, tributan en dicho país, y también en Chile, conforme a las normas tributarias que rijan en cada uno de estos Estados.

Convenio para evitar la doble imposición con relación a los impuestos a la renta, y a los beneficios otorgados en virtud de un empleo fringe benefits y para prevenir la evasión fiscal entre la República de Chile y Australia

Fecha de suscripción: 10.03.2010

Estado Actual y Vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites legislativos y administrativos exigidos por el Convenio, tanto en Chile como en Australia, con fecha 23 de Julio del 2013, se publicó en el Diario Oficial, el Decreto Nº 15 del Ministerio de Relaciones Exteriores, a través del cual se promulgó este Convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1º de Enero de 2014.

Objetivos:

Evitar la doble imposición, determinar los derechos de imposición del Estado Fuente y del Estado de Residencia, prevenir la evasión fiscal a través de la cooperación de las administraciones de ambos Estados Contratantes, proteger a los residentes de ambos estados, establecer un mecanismo o procedimiento para resolver las disputas tributarias que pudieren existir de la aplicación de las disposiciones del Convenio.

Impuestos comprendidos en su aplicación: En Australia, el impuesto a la renta incluyendo el impuesto sobre la renta de recursos en relación a proyectos extra costeros de exploración o explotación de recursos petrolíferos; y el impuesto a los beneficios otorgados en virtud de un empleo “fringe benefit tax” (según legislación federal de Australia). En Chile, los establecidos en la Ley sobre Impuesto a la Renta, incluyendo el impuesto específico a la actividad minera. Se consideran las rentas derivadas de la explotación y enajenación de bienes inmuebles, utilidades empresariales, utilidades provenientes de la explotación de naves o aeronaves en tráfico internacional,  utilidades entre empresas asociadas, dividendos, intereses, regalías, servicios personales independientes, rentas del empleo, participación de directores, artistas y deportistas, pensiones, estudiantes, otras rentas.

Características: La principal característica es que utiliza el principio de la residencia para determinar la jurisdicción que se atribuirá el poder impositivo de gravar las rentas, así por ejemplo:

  • Los beneficios de una empresa de un Estado Contratante solamente pueden someterse a la imposición en ese Estado, a no ser que la empresa realice su actividad en el otro Estado Contratante por medio de un establecimiento permanente situado en él. Si la empresa realiza o ha realizado su actividad de dicha manera, los beneficios de la empresa pueden someterse a la imposición en el otro Estado, pero sólo en  la medida que puedan atribuirse a ese establecimiento permanente.
  • Las rentas que un residente de un Estado Contratante obtenga de bienes inmuebles (incluidas  las rentas de explotaciones agrícolas o forestales) situados en el otro Estado Contratante pueden someterse a la imposición en ese otro Estado.
  • Las rentas de una persona natural residente de un Estado Contratante obtenga por la prestación de servicios profesionales u otras actividades de carácter independiente sólo pueden someterse a imposición en este Estado Contratante, salvo excepciones.
  • Los sueldos, salarios y otras remuneraciones obtenidas por un residente de un Estado Contratante por razón de un empleo sólo pueden someterse a imposición en ese Estado, a no ser que el empleo se ejerza en el otro Estado Contratante. Si el empleo se ejerce de esa forma, las remuneraciones derivadas del mismo pueden someterse a imposición en ese otro Estado.
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordaron tasas máximas de impuesto, las cuales para el caso de Chile no afectan la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por una S.A. chilena a accionistas australianos quedan gravados en Chile con la tasa del 35% de Impuesto Adicional.

Ver tratado

Convenio entre la República de Chile y el Reino de Bélgica para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal con relación a los impuestos a la renta y al patrimonio y su protocolo

Fecha de suscripción: en Bruselas, 6 de diciembre de 2007

Estado actual y vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites administrativos y legislativos exigidos por el Convenio, tanto en la República de Chile como en el Reino de Bélgica, con fecha 17 de julio de 2010, se publicó en el Diario Oficial el Decreto Nº 150, de 13 de mayo de 2010, del Ministerio de Relaciones Exteriores, por medio del cual se promulgó este Convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1 de enero del año 2011.

Objetivos: Evitar y eliminar la doble tributación internacional, determinar los derechos de imposición del Estado Fuente y del Estado de Residencia, prevenir la evasión fiscal a través de la cooperación de las administraciones de ambos Estados Contratantes, proteger a los residentes de ambos Estados, establecer un mecanismo o procedimiento para resolver las disputas tributarias que pudieren existir en la aplicación del Convenio.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Se aplica al impuesto sobre la renta y sobre el patrimonio exigible por cada uno de los Estados Contratantes, sus subdivisiones políticas o sus autoridades locales, cualquiera que sea el sistema de exacción. Se consideran como tales, los que gravan ya sea la totalidad de la renta o del patrimonio o cualquier parte de los mismos, incluidos los impuestos sobre las ganancias derivadas de la enajenación de bienes muebles o inmuebles, los impuestos sobre los importes totales de sueldos o salarios pagados por las empresas, así como los impuestos sobre las plusvalías.

Características: La principal es que utiliza el principio de la residencia para determinar la jurisdicción que se atribuirá el poder impositivo de gravar las rentas, así por ejemplo:

  • Las utilidades empresariales sólo son gravables por el Estado de residencia de la empresa respectiva salvo que ésta realice su actividad en el otro Estado contratante por medio de un establecimiento permanente situado en él.
  • En el caso de remuneraciones por servicios personales independientes, se da el derecho exclusivo de gravar dichas rentas al Estado de residencia del prestador del servicio independiente, salvo ciertas excepciones.
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordó una tasa máxima de impuesto, la cual para el caso de Chile no afecta la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por S.A. chilenas a accionistas belgas quedan gravados en Chile con la tasa del 35% de Impuesto Adicional.

Ver tratado

Convenio para evitar la doble tributación y para prevenir la Evasión Fiscal, en relación a los impuestos sobre la renta entre República de Chile y República Federativa de Brasil

Fecha de suscripción: 3 de Abril 2001

Estado Actual y Vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites legislativos y administrativos exigidos por el Convenio, tanto en Chile como en Brasil, con fecha 24 de Octubre de 2003, se publicó en el Diario Oficial el Decreto Nº 224, de 7 de Agosto de 2003 del Ministerio de Relaciones Exteriores, a través del cual se promulgó este Convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1º de Enero de 2004.

Objetivos: Evitar y eliminar la doble tributación internacional, determinar los derechos de imposición del Estado Fuente y del Estado de Residencia, prevenir la evasión fiscal a través de la cooperación de las administraciones de ambos Estados Contratantes, proteger a los residentes de ambos Estados, establecer un mecanismo o procedimiento para resolver las disputas tributarias que pudieren existir en la aplicación del Convenio.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Se aplica a los impuestos sobre la renta exigibles por cada uno de los Estados Contratantes, considerándose como tales, los que gravan ya sea la totalidad de la renta o una parte de ella.

Características: La principal es que utiliza el principio de la residencia para determinar la jurisdicción que se atribuirá el poder impositivo de gravar las rentas, así por ejemplo:

  • Las rentas empresariales sólo son gravables por el Estado de residencia de la empresa respectiva (salvo algunas excepciones);
  • En el caso de remuneraciones por servicios personales dependientes, se da el derecho exclusivo de gravar dichas rentas al Estado de residencia del prestador del servicio (cuando se cumplen algunos requisitos);
  • Lo mismo que en el caso anterior, se aplica en la prestación de servicios profesionales o de otras actividades independientes, donde el Estado que grava las rentas es el de la residencia del prestador (también cuando se cumplen ciertos requisitos).
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordaron tasas máximas de impuesto, las cuales para el caso de Chile no afectan la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por S.A. chilenas a accionistas brasileños quedan gravados en Chile con la tasa del 35% de Impuesto Adicional.

Ver tratado

Convenio para evitar la doble tributación para prevenir la evasión fiscal en relación a los impuestos a la renta y al patrimonio celebrado entre la República de Chile y Canadá

Fecha de suscripción: 21 de Enero de 1998

Estado Actual y Vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites legislativos y administrativos exigidos por el Convenio, tanto en Chile como en Canadá, con fecha 8 de Febrero de 2000, se publicó en el Diario Oficial, el Decreto Nº 2188 del Ministerio de Relaciones Exteriores, a través del cual se promulgó este Convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1º de Enero de 2000.

Objetivos: Evitar la doble imposición, determinar los derechos de imposición del Estado Fuente y del Estado de Residencia, prevenir la evasión fiscal a través de la cooperación de las administraciones de ambos Estados Contratantes, proteger a los residentes de ambos estados, establecer un procedimiento para resolver las disputas tributarias que pudieren existir de la aplicación de las disposiciones del Convenio.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Los impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio exigible por cada uno de los Estados Contratantes (Chile‐Canadá). Se incluyen los impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio exigible por cada uno de los estrados contratantes. Se incluyen los impuestos sobre las ganancias derivados de la enajenación de bienes muebles o inmuebles, los impuestos sobre los sueldos o salarios pagados por las empresas e impuestos sobre las plusvalías.

Características: El presente convenio se aplica a los impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio exigible por cada uno de los estados contratantes, cualquiera que sea el sistema de cobro del tributo. El principio básico en que se funda es el de residencia, así por ejemplo:

  • Los beneficios de una empresa de un Estado Contratante solamente pueden someterse a imposición en ese Estado, salvo excepciones.
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordaron tasas máximas de impuesto, las cuales para el caso de Chile no afectan la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por S.A. chilenas a accionistas canadienses quedan gravados en Chile con tasa del 35% de Impuesto Adicional.

Ver tratado

Convenio para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal en materia de impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio entre la república de Chile y la república de Colombia

Fecha de suscripción: 19 de Abril de 2007

Estado Actual y Vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites legislativos y administrativos exigidos por el Convenio, tanto en Chile como en Colombia, con fecha 11 de Febrero de 2010, se publicó en el Diario Oficial, el Decreto Nº 232 del Ministerio de Relaciones Exteriores, a través del cual se promulgó este Convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1º de Enero de 2010.

Objetivos: Evitar la doble imposición, determinar los derechos de imposición del Estado Fuente y del Estado de Residencia, prevenir la evasión fiscal a través de la cooperación de las administraciones de ambos Estados Contratantes, proteger a los residentes de ambos estados, establecer un mecanismo o procedimiento para resolver las disputas tributarias que pudieren existir de la aplicación de las disposiciones del Convenio.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Los impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio exigible por cada uno de los estados contratantes (Chile‐Colombia), cualquiera que sea el sistema de exacción. Se consideran impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio los que gravan la totalidad de la renta o del patrimonio o cualquier parte de los mismos, incluidos los impuestos sobre las ganancias derivadas de la enajenación de bienes muebles o inmuebles, los impuestos sobre el importe de sueldos o salarios pagados por las empresas, así como los impuestos sobre las plusvalías.

Características: La principal característica es que utiliza el principio de la residencia para determinar la jurisdicción que se atribuirá el poder impositivo de gravar las rentas, así por ejemplo:

  • Los beneficios de una empresa de un Estado Contratante solamente pueden someterse a la imposición en ese Estado, a no ser que la empresa realice su actividad en el otro Estado Contratante por medio de un establecimiento permanente situado en él. Si la empresa realiza o ha realizado su actividad de dicha manera, los beneficios de la empresa pueden someterse a la imposición en el otro Estado, pero sólo en la medida que puedan atribuirse a ese establecimiento permanente.
  • Las rentas que un residente de un Estado Contratante obtenga de bienes inmuebles (incluidas las rentas de explotaciones agrícolas o forestales) situados en el otro Estado Contratante pueden someterse a la imposición en ese otro Estado.
  • Las rentas de una persona natural residente de un Estado Contratante obtenga por la prestación de servicios profesionales u otras actividades de carácter independiente sólo pueden someterse a imposición en este Estado Contratante, salvo excepciones.
  • Los sueldos, salarios y otras remuneraciones obtenidas por un residente de un Estado Contratante por razón de un empleo sólo pueden someterse a imposición en ese Estado, a no ser que el empleo se ejerza en el otro Estado Contratante. Si el empleo se ejerce de esa forma, las remuneraciones derivadas del mismo pueden someterse a imposición en ese otro Estado.
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordaron tasas máximas de impuesto, las cuales para el caso de Chile no afectan la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por una S.A. chilena a accionistas colombianos quedan gravados en Chile con la tasa del 35% de Impuesto Adicional.

Ver tratado

Convenio para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal en relación al impuesto a la Renta y al Patrimonio entre República de Chile y la República de Corea

Fecha de suscripción: 18 de Abril de 2002

Estado Actual y Vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites administrativos y legislativos exigidos por el Convenio, tanto en Chile como en la República de Corea, con fecha 20 de Octubre de 2003, se publicó en el Diario Oficial el Decreto Nº 188, de 18 de Abril de 2002, del Ministerio de Relaciones Exteriores, por medio del cual se promulgó este Convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1º de Enero de 2004.

Objetivos: Evitar y eliminar la doble tributación internacional, determinar los derechos de imposición del Estado Fuente y del Estado de Residencia, prevenir la evasión fiscal a través de la cooperación de las administraciones de ambos Estados Contratantes, proteger a los residentes de ambos Estados, establecer un mecanismo o procedimiento para resolver las disputas tributarias que pudieren existir en la aplicación del Convenio.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Se aplica a los impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio exigible por cada uno de los Estados Contratantes, cualquiera que sea el sistema de exacción. Se consideran como tales, los que gravan ya sea la totalidad de la renta o del patrimonio o cualquiera parte de los mismos, incluidos los impuestos sobre las ganancias derivadas de la enajenación de bienes muebles o inmuebles, los impuestos sobre el importe de sueldos o salarios pagados por las empresas, así como los impuestos sobre las plusvalías.

Características: La principal es que utiliza el principio de la residencia para determinar la jurisdicción que se atribuirá el poder impositivo de gravar las rentas, así por ejemplo:

  • Las rentas empresariales sólo son gravables por el Estado de residencia de la empresa respectiva (salvo algunas excepciones);
  • En el caso de remuneraciones por servicios personales dependientes, se da el derecho exclusivo de gravar dichas rentas al Estado de residencia del prestador del servicio (cuando se cumplen algunos requisitos);
  • Lo mismo que en el caso anterior, se aplica en la prestación de servicios profesionales o de otras actividades independientes, donde el Estado que grava las rentas es el de la residencia del prestador (también cuando se cumplen ciertos requisitos).
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordaron tasas máximas de impuesto, las cuales para el caso de Chile no afectan la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por S.A. chilenas a accionistas coreanos quedan gravados en Chile con la tasa del 35% de Impuesto Adicional.

Ver tratado

Convenio para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal en relación al impuesto a la renta entre la República de Chile y la República de Croacia

Fecha de suscripción: 24 de Junio de 2003.

Estado Actual y Vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites administrativos y legislativos exigidos por el Convenio, tanto en la República de Chile como en la República de Croacia, con fecha 16 de febrero del año 2005, se publicó en el Diario Oficial el Decreto Nº 356, de 24 de diciembre de 2004, del Ministerio de Relaciones Exteriores, por medio del cual se promulgó este Convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1 de enero del año 2005.

Objetivos: Evitar y eliminar la doble tributación internacional, determinar los derechos de imposición del Estado Fuente y del Estado de Residencia, prevenir la evasión fiscal a través de la cooperación de las administraciones de ambos Estados Contratantes, proteger a los residentes de ambos Estados, establecer un mecanismo o procedimiento para resolver las disputas tributarias que pudieren existir en la aplicación del Convenio.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Se aplica al impuesto sobre la renta exigible por cada uno de los Estados Contratantes, cualquiera que sea el sistema de exacción. Se consideran como tales, los que gravan ya sea la totalidad de la renta o una parte de ella, incluidos los impuestos sobre las ganancias derivadas de la enajenación de bienes muebles o inmuebles, los impuestos sobre el importe de sueldos o salarios pagados por las empresas, así como los impuestos sobre las plusvalías.

Características: La principal es que utiliza el principio de la residencia para determinar la jurisdicción que se atribuirá el poder impositivo de gravar las rentas, así por ejemplo:

  • Las rentas empresariales sólo son gravables por el Estado de residencia de la empresa respectiva (salvo algunas excepciones).
  • En el caso de remuneraciones por servicios personales dependientes, se da el derecho exclusivo de gravar dichas rentas al estado de residencia del prestador del servicio (cuando se cumplen algunos requisitos).
  • Lo mismo que en el caso anterior, se aplica en la prestación de servicios profesionales o de otras actividades independientes, donde el Estado que grava las rentas es el de la residencia del prestador (también cuando se cumplen ciertos requisitos).
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordaron tasas máximas de impuesto, las cuales para el caso de Chile no afectan la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por S.A. chilenas a accionistas croatas quedan gravados en Chile con la tasa del 35% de Impuesto Adicional.

Ver tratado

Convenio para evitar la doble imposición y para prevenir la evasión fiscal en relación a los impuestos a la renta y al patrimonio entre la República de Chile y el Reino de Dinamarca

Fecha de suscripción: 20 de Septiembre de 2002.

Estado Actual y Vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites administrativos y legislativos exigidos por el Convenio, tanto en la República de Chile como en el Reino de Dinamarca, con fecha 10 de febrero de 2005, se publicó en el Diario Oficial el Decreto N° 350, de fecha 22 de diciembre de 2004, del Ministerio de Relaciones Exteriores, a través del cual se promulgó este Convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1° de enero de 2005.

Objetivos: Evitar la Doble Imposición y Prevenir la Evasión Fiscal en Relación a los Impuestos a la Renta y al Patrimonio.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Se aplica al impuesto sobre la renta y sobre el patrimonio exigible por cada uno de los Estados Contratantes, cualquiera que sea el sistema de exacción. Se consideran como tales, los que gravan ya sea la totalidad de la renta o del patrimonio o cualquiera parte de los mismos, incluidos los impuestos sobre las ganancias derivadas de la enajenación de bienes muebles o inmuebles, los impuestos sobre el importe de sueldos o salarios pagados por las empresas, así como los impuestos sobre las plusvalías.

Características: La principal es que utiliza el principio de la residencia esto es, el convenio se aplicará a las personas residentes de uno o de ambos estados contratantes. De esta característica se colige lo siguiente:

  • Los beneficios de una empresa de un Estado Contratante solamente pueden someterse a imposición en ese Estado, salvo ciertas excepciones.
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordaron tasas máximas de impuesto, las cuales para el caso de Chile no afectan la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por S.A. chilenas a accionistas daneses quedan gravados en Chile con la tasa del 35% de Impuesto Adicional.

Ver tratado

Convenio para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal en relación al impuesto a la renta y al patrimonio entre República de Chile y la República del Ecuador

Fecha de suscripción: 26 de Agosto de 1999

Estado Actual y Vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites administrativos y legislativos exigidos por el convenio, tanto en Chile como en la República del Ecuador, con fecha 5 de enero de 2004, se publicó en el Diario Oficial, el Decreto Nº 310, de 28 de Noviembre de 2003, del Ministerio de Relaciones Exteriores, por medio del cual se promulgó este convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1º de Enero de 2004.

Objetivos: Evitar y eliminar la doble tributación internacional, determinar los derechos de imposición del Estado Fuente y del Estado de Residencia, prevenir la evasión fiscal a través de la cooperación de las administraciones de ambos Estados Contratantes, proteger a los residentes de ambos Estados, establecer un mecanismo o procedimiento para resolver las disputas tributarias que pudieren existir en la aplicación del Convenio.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Se aplica a los impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio exigible por cada uno de los Estados Contratantes, cualquiera que sea el sistema de exacción. Se consideran como tales, los que gravan ya sea la totalidad de la renta o del patrimonio o cualquiera parte de los mismos, incluidos los impuestos sobre las ganancias derivadas de la enajenación de bienes muebles o inmuebles, así como los impuestos sobre las plusvalías.

Características: La principal es que utiliza el principio de la residencia para determinar la jurisdicción que se atribuirá el poder impositivo de gravar las rentas, así por ejemplo:

  • Las rentas empresariales sólo son gravables por el Estado de residencia de la empresa respectiva (salvo algunas excepciones);
  • En el caso de remuneraciones por servicios personales dependientes, se da el derecho exclusivo de gravar dichas rentas al Estado de residencia del prestador del servicio (cuando se cumplen algunos requisitos);
  • Lo mismo que en el caso anterior, se aplica en la prestación de servicios profesionales o de otras actividades independientes, donde el Estado que grava las rentas es el de la residencia del prestador (también cuando se cumplen ciertos requisitos).
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordaron tasas máximas de impuesto, las cuales para el caso de Chile no afectan la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por S.A. chilenas a accionistas ecuatorianos quedan gravados en Chile con la tasa del 35% de Impuesto Adicional.

Ver tratado

Convenio para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal en materia de impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio entre la República de Chile y el Reino de España

Fecha de suscripción: 07 de Diciembre de 2003.

Estado Actual y Vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites administrativos y legislativos exigidos por el Convenio, tanto en la República de Chile como en el Reino de España, con fecha 24 de enero del año 2004, se publicó en el Diario Oficial el Decreto Nº 382, de 23 de diciembre de 2003, del Ministerio de Relaciones Exteriores, por medio del cual se promulgó este Convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1 de enero del año 2004.

Objetivos: Evitar y eliminar la doble tributación internacional, determinar los derechos de imposición del Estado Fuente y del Estado de Residencia, prevenir la evasión fiscal a través de la cooperación de las administraciones de ambos Estados Contratantes, proteger a los residentes de ambos Estados, establecer un mecanismo o procedimiento para resolver las disputas tributarias que pudieren existir en la aplicación del Convenio.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Se aplica al impuesto sobre la renta y sobre el patrimonio exigible por cada uno de los Estados Contratantes, cualquiera que sea el sistema de exacción. Se consideran como tales, los que gravan ya sea la totalidad de la renta o del patrimonio o cualquiera parte de los mismos, incluidos los impuestos sobre las ganancias derivadas de la enajenación de bienes muebles o inmuebles, los impuestos sobre el importe de sueldos o salarios pagados por las empresas, así como los impuestos sobre las plusvalías.

Características: La principal es que utiliza el principio de la residencia para determinar la jurisdicción que se atribuirá el poder impositivo de gravar las rentas, así por ejemplo:

  • Las rentas empresariales sólo son gravables por el Estado de residencia de la empresa respectiva (salvo algunas excepciones).
  • En el caso de remuneraciones por servicios personales dependientes, se da el derecho exclusivo de gravar dichas rentas al estado de residencia del prestador del servicio (cuando se cumplen algunos requisitos).
  • Lo mismo que en el caso anterior, se aplica en la prestación de servicios profesionales o de otras actividades independientes, donde el Estado que grava las rentas es el de la residencia del prestador (también cuando se cumplen ciertos requisitos).
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordaron tasas máximas de impuesto, las cuales para el caso de Chile no afectan la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por S.A. chilenas a accionistas españoles quedan gravados en Chile con la tasa del 35% de Impuesto Adicional.

Ver tratado

Convenio entre la República de Chile y la República Francesa para evitar la doble imposición y para prevenir la evasión fiscal en relación a los impuestos a la renta y al patrimonio y su protocolo

Fecha de suscripción: 7 de junio de 2004

Estado Actual y Vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites administrativos y legislativos exigidos por el Convenio, tanto en la República de Chile como en la República Francesa, con fecha 14 de septiembre de 2006, se publicó en el Diario Oficial, el Decreto N° 279 de 12 de Julio de 2006, del Ministerio de Relaciones Exteriores, a través del cual se promulgó este Convenio, entrando en vigor internacional el 10 de julio de 2006 aplicándose con respecto a los impuestos que se paguen, abonen en cuenta, se pongan a disposición o se contabilicen como gasto a partir del 1° de enero del año 2007.

Objetivos: evitar la doble imposición y para prevenir la evasión fiscal en relación a los impuestos a la renta y al patrimonio.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Este Convenio se aplica a los impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio exigible por cada uno de los Estados Contratantes o sus autoridades locales, cualquiera que sea el sistema de exacción. Se consideran impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio los que gravan la totalidad de la renta o del patrimonio o cualquier parte de los mismos, incluidos los impuestos sobre las ganancias derivadas de la enajenación de bienes muebles o inmuebles, los impuestos sobre el importe de sueldos o salarios pagados por las empresas, así como los impuestos sobre las plusvalías.

Características: La principal es que utiliza el principio de la residencia, esto es, el convenio se aplicará a las personas residentes de uno o de ambos estados contratantes. De esta característica se colige lo siguiente:

  • Los beneficios de una empresa de un Estado Contratante solamente puede someterse a imposición en ese Estado, salvo excepciones.
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordaron tasas máximas de impuesto, las cuales para el caso de Chile no afectan la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por S.A. chilenas a accionistas franceses quedan gravados en Chile con la tasa del 35% del Impuesto Adicional.
  • Las participaciones de directores y otros pagos similares que un residente de un Estado Contratante obtenga como miembro de un directorio o de un órgano similar de una sociedad residente del otro Estado Contratante, pueden someterse a imposición en ese otro Estado.
  • Las pensiones procedentes de un Estado Contratante y pagadas a un residente del otro Estado Contratante pueden someterse a imposición en el Estado mencionado en primer lugar.

Ver tratado

Convenio entre la República de Chile y la República de Irlanda para evitar la doble imposición y para prevenir la evasión fiscal en relación al impuesto a la renta y a las ganancias de capital y su protocolo

Fecha de suscripción: 02 de junio de 2005

Estado Actual y Vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites administrativos y legislativos exigidos por el Convenio, tanto en la República de Chile como en la República de Irlanda, con fecha 28 de octubre de 2008, se publicó en el Diario Oficial el Decreto Nº 214, de 28 de agosto de 2008, del Ministerio de Relaciones Exteriores, por medio del cual se promulgó este Convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1 de enero del año 2009.

Objetivos: Evitar y eliminar la doble tributación internacional, determinar los derechos de imposición del Estado Fuente y del Estado de Residencia, prevenir la evasión fiscal a través de la cooperación de las administraciones de ambos Estados Contratantes, proteger a los residentes de ambos Estados, establecer un mecanismo o procedimiento para resolver las disputas tributarias que pudieren existir en la aplicación del Convenio.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Se aplica al impuesto sobre la renta y sobre las ganancias de capital exigibles por cada uno de los Estados Contratantes, cualquiera que sea el sistema de exacción. Se consideran como tales, los que gravan ya sea la totalidad de la renta o cualquier parte de la misma, incluidos los impuestos sobre las ganancias derivadas de la enajenación de bienes muebles o inmuebles.

Características: La principal es que utiliza el principio de la residencia para determinar la jurisdicción que se atribuirá el poder impositivo de gravar las rentas, así por ejemplo:

  • Las rentas empresariales sólo son gravables por el Estado de residencia de la empresa respectiva (salvo algunas excepciones).
  • En el caso de remuneraciones por servicios personales dependientes, se da el derecho exclusivo de gravar dichas rentas al estado de residencia del prestador del servicio (cuando se cumplen algunos requisitos).
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordaron tasas máximas de impuesto, las cuales para el caso de Chile no afectan la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por S.A. chilenas a accionistas irlandeses quedan gravados en Chile con la tasa del 35% de Impuesto Adicional.

Ver tratado

Convenio entre la República de Chile y la República de Malasia para evitar la doble imposición y para prevenir la evasión fiscal en relación a los impuestos a la renta.

Fecha de suscripción: 3 de septiembre de 2004

Estado Actual y Vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites administrativos y legislativos exigidos por el Convenio, tanto en la República de Chile como en la República de Malasia, con fecha 2 de octubre de 2008, se publicó en el Diario Oficial el Decreto Nº 210, de 27 de agosto de 2008, del Ministerio de Relaciones Exteriores, por medio del cual se promulgó este Convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1 de enero del año 2009.

Objetivos: Evitar y eliminar la doble tributación internacional, determinar los derechos de imposición del Estado Fuente y del Estado de Residencia, prevenir la evasión fiscal a través de la cooperación de las administraciones de ambos Estados Contratantes, proteger a los residentes de ambos Estados, establecer un mecanismo o procedimiento para resolver las disputas tributarias que pudieren existir en la aplicación del Convenio.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Se aplica al impuesto sobre la renta y sobre el patrimonio exigible por cada uno de los Estados Contratantes, cualquiera que sea el sistema de exacción. Se consideran como tales, los que gravan ya sea la totalidad de la renta o del patrimonio o cualquiera parte de los mismos, incluidos los impuestos sobre las ganancias derivadas de la enajenación de bienes muebles o inmuebles, así como los impuestos sobre las plusvalías.

Características: La principal es que utiliza el principio de la residencia para determinar la jurisdicción que se atribuirá el poder impositivo de gravar las rentas, así por ejemplo:

  • Las rentas empresariales sólo son gravables por el Estado de residencia de la empresa respectiva (salvo algunas excepciones).
  • En el caso de remuneraciones por servicios personales dependientes, se da el derecho exclusivo de gravar dichas rentas al estado de residencia del prestador del servicio (cuando se cumplen algunos requisitos).
  • En el caso de los servicios técnicos se establece una tasa máxima de 5%. Se entiende por “rentas por servicios técnicos”, los pagos de cualquier naturaleza a cualquier persona natural o jurídica, distinta de un empleado de la persona que hace los pagos, en consideración por cualquier servicio de carácter técnico, gerencial o consultoría.
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordaron tasas máximas de impuesto, las cuales para el caso de Chile no afectan la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por S.A. chilenas a accionistas malayos quedan gravados en Chile con la tasa del 35% de Impuesto Adicional.

Ver tratado

Convenio para evitar la doble imposición e impedir la evasión fiscal en materia de impuestos sobre la renta al patrimonio entre la República de Chile y los Estados Unidos Mexicanos

Fecha de suscripción: 17 de Abril de 1998.

Estado Actual y Vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites legislativos y administrativos exigidos por el Convenio, tanto en Chile como en México, con fecha 8 de Febrero de 2000, se publicó en el Diario Oficial, el Decreto Nº 1943 del Ministerio de Relaciones Exteriores, a través del cual se promulgó este Convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1º de Enero de 2000.

Objetivos: Evitar la doble imposición, determinar los derechos de imposición del Estado Fuente y del Estado de Residencia, prevenir la evasión fiscal a través de la cooperación de las administraciones de ambos Estados Contratantes, proteger a los residentes de ambos estados, establecer un mecanismo o procedimiento para resolver las disputas tributarias que pudieren existir de la aplicación de las disposiciones del Convenio.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Los impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio exigible por cada uno de los estrados contratantes (Chile‐México). Se incluyen los impuestos sobre las ganancias derivados de la enajenación de bienes muebles e inmuebles, los impuestos sobre los sueldos y salarios pagados por las empresas, impuestos sobre las plusvalías.

Características: Permite que a los contribuyentes chilenos que obtengan ingresos de primera categoría en México, tributen solamente en Chile, y viceversa, en el caso de los mexicanos. A diferencia de otros convenios sobre doble tributación, que se limitan a las empresas de transporte, este convenio es amplio sin circunscribir las actividades económicas, si bien contiene algunas otras limitaciones. Utiliza el principio de la residencia para determinar la jurisdicción que se atribuirá el poder impositivo de gravar las rentas, así por ejemplo:

  • Los beneficios de una empresa de un Estado Contratante solamente puede someterse a imposición en ese Estado, salvo excepciones.
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordaron tasas máximas de impuesto, las cuales para el caso de Chile no afectan la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por S.A. chilenas a accionistas mexicanos quedan gravados en Chile con la tasa del 35% de Impuesto Adicional.

Ver tratado

Convenio para evitar la doble tributación y para prevenir la evasión fiscal en relación a los impuestos a la renta y al patrimonio entre República de Chile y el Reino de Noruega

Fecha de suscripción: 26 de Octubre de 2001

Estado Actual y Vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites administrativos y legislativos exigidos por el Convenio, tanto en Chile como en el Reino de Noruega, con fecha 20 de Octubre de 2003, se publicó en el Diario Oficial, el Decreto Nº 199, de 23 de Julio de 2003 del Ministerio de Relaciones Exteriores, por medio del cual se promulgó este Convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1º de Enero de 2004.

Objetivos: Evitar y eliminar la doble tributación internacional, determinar los derechos de imposición del Estado Fuente y del Estado de Residencia, prevenir la evasión fiscal a través de la cooperación de las administraciones de ambos Estados Contratantes, proteger a los residentes de ambos Estados, establecer un mecanismo o procedimiento para resolver las disputas tributarias que pudieren existir en la aplicación del Convenio.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Se aplica a los impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio exigible por cada uno de los Estados Contratantes, cualquiera que sea el sistema de exacción. Se consideran como tales, los que gravan ya sea la totalidad de la renta o del patrimonio o cualquiera parte de los mismos, incluidos los impuestos sobre las ganancias derivadas de la enajenación de bienes muebles o inmuebles, los impuestos sobre el importe de sueldos o salarios pagados por las empresas, así como los impuestos sobre las plusvalías.

Características: La principal es que utiliza el principio de la residencia para determinar la jurisdicción que se atribuirá el poder impositivo de gravar las rentas, así por ejemplo:

  • Las rentas empresariales sólo son gravables por el Estado de residencia de la empresa respectiva (salvo algunas excepciones);
  • En el caso de remuneraciones por servicios personales dependientes, se da el derecho exclusivo de gravar dichas rentas al Estado de residencia del prestador del servicio (cuando se cumplen algunos requisitos);
  • Lo mismo que en el caso anterior, se aplica en la prestación de servicios profesionales o de otras actividades independientes, donde el Estado que grava las rentas es el de la residencia del prestador (también cuando se cumplen ciertos requisitos).
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordaron tasas máximas de impuesto, las cuales para el caso de Chile no afectan la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por S.A. chilenas a accionistas noruegos quedan gravados en Chile con la tasa del 35% de Impuesto Adicional.

Ver tratado

Convenio para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal en materia de impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio entre la República de Chile y la República de Nueva Zelandia

Fecha de suscripción: 10 Diciembre de 2003.

Estado Actual y Vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites administrativos y legislativos exigidos por el Convenio, tanto en la República de Chile como en la República de Nueva Zelandia, con fecha 4 de septiembre de 2006, se publicó en el Diario Oficial el Decreto Nº 267, de 3 de julio de 2006, del Ministerio de Relaciones Exteriores, por medio del cual se promulgó este Convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1 de enero del año 2007.

Objetivos: Evitar la doble imposición y para prevenir la evasión fiscal con relación a los impuestos a la renta y sobre las ganancias de capital.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Se aplica a los impuestos a la renta y sobre las ganancias de capital exigibles por cada uno de los estados Contratantes, cualquiera que sea el sistema de exacción. Se consideran impuestos a la renta y sobre las ganancias de capital los que gravan la totalidad de la renta o cualquier parte de la misma, incluidos los impuestos sobre las ganancias derivadas de la enajenación de bienes muebles o inmuebles.

Características: La principal es que utiliza el principio de la residencia, esto es, el convenio se aplicará a las personas residentes de uno o de ambos estados contratantes. De esta característica se colige lo siguiente:

  • Los beneficios de una empresa de un Estado Contratante solamente puede someterse a imposición en ese Estado, salvo excepciones.
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordaron tasas máximas de impuesto, las cuales para el caso de Chile no afectan la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por S.A. chilenas a accionistas neo zelandeses quedan gravados en Chile con la tasa del 35% del Impuesto Adicional.
  • Las participaciones de directores y otros pagos similares que un residente de un Estado Contratante obtenga como miembro de un directorio o de un órgano similar de una sociedad residente del otro Estado Contratante, pueden someterse a imposición en ese otro Estado.
  • Las pensiones procedentes de un Estado Contratante y pagadas a un residente del otro Estado Contratante sólo pueden someterse a imposición en el Estado mencionado en primer lugar.

Ver tratado

Convenio entre la República de Chile y la República de Paraguay para evitar la doble imposición y para prevenir la evasión fiscal en relación al impuesto a la renta y al patrimonio y su protocolo

Fecha de suscripción: 30 de agosto de 2005

Estado Actual y Vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites administrativos y legislativos exigidos por el Convenio, tanto en la República de Chile como en la República de Paraguay, con fecha 2 de octubre de 2008, se publicó en el Diario Oficial el Decreto Nº 207, de 26 de agosto de 2008, del Ministerio de Relaciones Exteriores, por medio del cual se promulgó este Convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1 de enero del año 2009.

Objetivos: Evitar y eliminar la doble tributación internacional, determinar los derechos de imposición del Estado Fuente y del Estado de Residencia, prevenir la evasión fiscal a través de la cooperación de las administraciones de ambos Estados Contratantes, proteger a los residentes de ambos Estados, establecer un mecanismo o procedimiento para resolver las disputas tributarias que pudieren existir en la aplicación del Convenio.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Se aplica al impuesto sobre la renta y sobre el patrimonio exigible por cada uno de los Estados Contratantes, cualquiera que sea el sistema de exacción. Se consideran como tales, los que gravan ya sea la totalidad de la renta o del patrimonio o cualquiera parte de los mismos, incluidos los impuestos sobre las ganancias derivadas de la enajenación de bienes muebles o inmuebles, así como los impuestos sobre las plusvalías.

Características: La principal es que utiliza el principio de la residencia para determinar la jurisdicción que se atribuirá el poder impositivo de gravar las rentas, así por ejemplo:

  • Las rentas empresariales sólo son gravables por el Estado de residencia de la empresa respectiva (salvo algunas excepciones).
  • En el caso de remuneraciones por servicios personales dependientes, se da el derecho exclusivo de gravar dichas rentas al estado de residencia del prestador del servicio (cuando se cumplen algunos requisitos).
  • Lo mismo que en el caso anterior, se aplica en la prestación de servicios profesionales o de otras actividades independientes, donde el Estado que grava las rentas es el de la residencia del prestador (también cuando se cumplen ciertos requisitos).
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordaron tasas máximas de impuesto, las cuales para el caso de Chile no afectan la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por S.A. chilenas a accionistas paraguayos quedan gravados en Chile con la tasa del 35% de Impuesto Adicional.

Ver tratado

Convenio para evitar la doble tributación y para prevenir la evasión fiscal en relación al impuesto a la renta y al patrimonio entre República de Chile y la República de Perú

Fecha de suscripción: 8 de Junio de 2001

Estado Actual y Vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites legislativos y administrativos exigidos por el Convenio, tanto en Chile como en Perú, con fecha 5 de Enero de 2004, se publicó en el Diario Oficial, el Decreto Nº 297, de 19 de Noviembre de 2003, del Ministerio de Relaciones Exteriores, a través del cual se promulgó este Convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1º de Enero de 2004.

Objetivos: Evitar y eliminar la doble tributación internacional, determinar los derechos de imposición del Estado Fuente y del Estado de Residencia, prevenir la evasión fiscal a través de la cooperación de las administraciones de ambos Estados Contratantes, proteger a los residentes de ambos Estados, establecer un mecanismo o procedimiento para resolver las disputas tributarias que pudieren existir en la aplicación del Convenio.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Se aplica a los impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio exigible por cada uno de los Estados Contratantes, cualquiera que sea el sistema de exacción. Se consideran como tales, los que gravan ya sea la totalidad de la renta o del patrimonio o cualquiera parte de los mismos, incluidos los impuestos sobre las ganancias derivadas de la enajenación de bienes muebles o inmuebles, los impuestos sobre el importe de sueldos o salarios pagados por las empresas, así como los impuestos sobre las plusvalías.

Características: La principal es que utiliza el principio de la residencia para determinar la jurisdicción que se atribuirá el poder impositivo de gravar las rentas, así por ejemplo

  • Las rentas empresariales sólo son gravables por el Estado de residencia de la empresa respectiva (salvo algunas excepciones);
  • En el caso de remuneraciones por servicios personales dependientes, se da el derecho exclusivo de gravar dichas rentas al Estado de residencia del prestador del servicio (cuando se cumplen algunos requisitos);
  • Lo mismo que en el caso anterior, se aplica en la prestación de servicios profesionales o de otras actividades independientes, donde el Estado que grava las rentas es el de la residencia del prestador (también cuando se cumplen ciertos requisitos).
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordaron tasas máximas de impuesto, las cuales para el caso de Chile no afectan la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por S.A. chilenas a accionistas peruanos quedan gravados en Chile con la tasa del 35% de Impuesto Adicional.

Ver tratado

Convenio para evitar la doble tributación e impedir la evasión fiscal entre la República de Chile y el gobierno de la República de Polonia

Fecha de suscripción: 10 de Marzo de 2000.

Estado Actual y Vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites legislativos y administrativos, exigidos por el convenio, tanto en Chile como en Polonia, con fecha 27 de marzo de 2004, se publicó en el Diario Oficial, el Decreto Nº 388 de 30 de Diciembre de 2003 del Ministerio de Relaciones Exteriores, a través del cual se promulgó este Convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1º de Enero de 2004.

Objetivos: Evitar y eliminar la doble tributación internacional, determinar los derechos de imposición del Estado Fuente y del Estado de Residencia, prevenir la evasión fiscal a través de la cooperación de las administraciones de ambos Estados Contratantes, proteger a los residentes de ambos Estados, establecer un mecanismo o procedimiento para resolver las disputas tributarias que pudieren existir en la aplicación del Convenio.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Se aplica a los impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio exigible por cada uno de los Estados Contratantes, cualquiera que sea el sistema de exacción. Se consideran como tales, los que gravan ya sea la totalidad de la renta o del patrimonio o cualquiera parte de los mismos, incluidos los impuestos sobre las ganancias derivadas de la enajenación de bienes muebles o inmuebles, los impuestos sobre el importe de sueldos o salarios pagados por las empresas, así como los impuestos sobre las plusvalías.

Características: La principal es que utiliza el principio de la residencia para determinar la jurisdicción que se atribuirá el poder impositivo de gravar las rentas, así por ejemplo:

  • Las rentas empresariales sólo son gravables por el Estado de residencia de la empresa respectiva (salvo algunas excepciones);
  • En el caso de remuneraciones por servicios personales dependientes, se da el derecho exclusivo de gravar dichas rentas al Estado de residencia del prestador del servicio ( cuando se cumplen algunos requisitos);
  • Lo mismo que en el caso anterior, se aplica en la prestación de servicios profesionales o de otras actividades independientes, donde el Estado que grava las rentas es el de la residencia del prestador (también cuando se cumplen ciertos requisitos).
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordaron tasas máximas de impuesto, las cuales para el caso de Chile no afectan la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por S.A. chilenas a accionistas polacos quedan gravados en Chile con la tasa del 35% de Impuesto Adicional.

Ver tratado

Convenio entre la República de Chile y la República Portuguesa para evitar la doble imposición y para prevenir la evasión fiscal en relación al impuesto a la renta y su protocolo

Fecha de suscripción: 7 de julio de 2005

Estado Actual y Vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites administrativos y legislativos exigidos por el Convenio, tanto en la República de Chile como en la República Portuguesa, con fecha 28 de octubre de 2008, se publicó en el Diario Oficial el Decreto Nº 213, de 25 de agosto de 2008, del Ministerio de Relaciones Exteriores, por medio del cual se promulgó este Convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1 de enero del año 2009.

Objetivos: Evitar y eliminar la doble tributación internacional, determinar los derechos de imposición del Estado Fuente y del Estado de Residencia, prevenir la evasión fiscal a través de la cooperación de las administraciones de ambos Estados Contratantes, proteger a los residentes de ambos Estados, establecer un mecanismo o procedimiento para resolver las disputas tributarias que pudieren existir en la aplicación del Convenio.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Se aplica al impuesto sobre la renta exigible por cada uno de los Estados Contratantes, cualquiera que sea el sistema de exacción. Se consideran como tales, los que gravan ya sea la totalidad de la renta o cualquier parte de la misma, incluidos los impuestos sobre las ganancias derivadas de la enajenación de bienes muebles o inmuebles, así como los impuestos sobre las plusvalías.

Características: La principal es que utiliza el principio de la residencia para determinar la jurisdicción que se atribuirá el poder impositivo de gravar las rentas, así por ejemplo:

  • Las rentas empresariales sólo son gravables por el Estado de residencia de la empresa respectiva (salvo algunas excepciones).
  • En el caso de remuneraciones por servicios personales dependientes, se da el derecho exclusivo de gravar dichas rentas al estado de residencia del prestador del servicio (cuando se cumplen algunos requisitos).
  • Lo mismo que en el caso anterior, se aplica en la prestación de servicios profesionales o de otras actividades independientes, donde el Estado que grava las rentas es el de la residencia del prestador (también cuando se cumplen ciertos requisitos).
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordaron tasas máximas de impuesto, las cuales para el caso de Chile no afectan la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por S.A. chilenas a accionistas portugueses quedan gravados en Chile con la tasa del 35% de Impuesto Adicional.

Ver tratado

Convenio para evitar la doble imposición y para prevenir la evasión fiscal con relación a los impuestos a la renta y sobre las ganancias de capital entre el gobierno de la República de Chile y el gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte

Fecha de suscripción: 12 de Julio de 2003

Estado Actual y Vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites administrativos y legislativos exigidos por el Convenio, tanto en la República de Chile como en el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, con fecha 16 de febrero de 2005, se publicó en el Diario Oficial, el Decreto N° 348, de 22 de diciembre de 2004, del Ministerio de Relaciones Exteriores, a través del cual se promulgó este Convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1° de enero del año 2005.

Objetivos: evitar la doble imposición y para prevenir la evasión fiscal con relación a los impuestos a la renta y sobre las ganancias de capital.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Se aplica a los impuestos a la renta y sobre las ganancias de capital exigibles por cada uno de los estados Contratantes, cualquiera que sea el sistema de exacción. Se consideran impuestos a la renta y sobre las ganancias de capital los que gravan la totalidad de la renta o cualquier parte de la misma, incluidos los impuestos sobre las ganancias derivadas de la enajenación de bienes muebles o inmuebles.

Características: La principal es que utiliza el principio de la residencia, esto es, el convenio se aplicará a las personas residentes de uno o de ambos estados contratantes. De esta característica se colige lo siguiente:

  • Los beneficios de una empresa de un Estado Contratante solamente puede someterse a imposición en ese Estado, salvo excepciones.
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordaron tasas máximas de impuesto, las cuales para el caso de Chile no afectan la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por S.A. chilenas a accionistas ingleses e irlandeses quedan gravados en Chile con la tasa del 35% del Impuesto Adicional.
  • Las participaciones de directores y otros pagos similares que un residente de un Estado Contratante obtenga como miembro de un directorio o de un órgano similar de una sociedad residente del otro Estado Contratante, pueden someterse a imposición en ese otro Estado.
  • Las pensiones procedentes de un Estado Contratante y pagadas a un residente del otro Estado Contratante sólo pueden someterse a imposición en el Estado mencionado en primer lugar.

Ver tratado

Convenio para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal en relación al impuesto a la renta y al patrimonio entre la República de Chile y el Gobierno de la Federación de Rusia

Fecha de suscripción: 19.11.2004

Estado Actual y Vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites legislativos y administrativos exigidos por el Convenio, tanto en Chile como en Rusia, con fecha 02.08.2012, se publicó en el Diario Oficial, el Decreto Nº 56 del Ministerio de Relaciones Exteriores, a través del cual se promulgó este Convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1º de Enero de 2013.

Objetivos: Evitar la doble imposición, determinar los derechos de imposición del Estado Fuente y del Estado de Residencia, prevenir la evasión fiscal a través de la cooperación de las administraciones de ambos Estados Contratantes, proteger a los residentes de ambos estados, establecer un mecanismo o procedimiento para resolver las disputas tributarias que pudieren existir de la aplicación de las disposiciones del Convenio.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Los impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio exigible por cada uno de los estados contratantes (Chile-Rusia), cualquiera que sea el sistema de exacción. Se consideran impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio los que gravan la totalidad de la renta o del patrimonio o cualquier parte de los mismos, incluidos los impuestos sobre las ganancias derivadas de la enajenación de bienes muebles o inmuebles, los impuestos sobre el importe de sueldos o salarios  pagados por las empresas, así como los impuestos sobre las plusvalías. En Chile, los impuestos establecidos en la Ley de la Renta. En Rusia, impuesto sobre los beneficios de organizaciones, impuesto a la renta sobre personas naturales, impuestos sobre los bienes de las empresas, e impuesto sobre los bienes de las personas naturales (impuesto ruso).

Características: La principal característica es que utiliza el principio de la residencia para determinar la jurisdicción que se atribuirá el poder impositivo de gravar las rentas, así por ejemplo:

  • Los beneficios de una empresa de un Estado Contratante solamente pueden someterse a la imposición en ese Estado, a no ser que la empresa realice su actividad en el otro Estado Contratante por medio de un establecimiento permanente situado en él. Si la empresa realiza o ha realizado su actividad de dicha manera, los beneficios de la empresa pueden someterse a la imposición en el otro Estado, pero sólo en  la medida que puedan atribuirse a ese establecimiento permanente.
  • Las rentas que un residente de un Estado Contratante obtenga de bienes inmuebles (incluidas  las rentas de explotaciones agrícolas o forestales) situados en el otro Estado Contratante pueden someterse a la imposición en ese otro Estado.
  • Las rentas de una persona natural residente de un Estado Contratante obtenga por la prestación de servicios profesionales u otras actividades de carácter independiente sólo pueden someterse a imposición en este Estado Contratante, salvo excepciones.
  • Los sueldos, salarios y otras remuneraciones obtenidas por un residente de un Estado Contratante por razón de un empleo sólo pueden someterse a imposición en ese Estado, a no ser que el empleo se ejerza en el otro Estado Contratante. Si el empleo se ejerce de esa forma, las remuneraciones derivadas del mismo pueden someterse a imposición en ese otro Estado.
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordaron tasas máximas de impuesto, las cuales para el caso de Chile no afectan la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por una S.A. chilena a accionistas colombianos quedan gravados en Chile con la tasa del 35% de Impuesto Adicional.

Ver tratado

Convenio Doble Tributación entre República de Chile y Reino de Suecia

Fecha de suscripción: 4 de junio de 2004

Estado Actual y Vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites administrativos y legislativos exigidos por el Convenio, tanto en la República de Chile como en el Reino de Suecia, con fecha 18 de abril de 2006, se publicó en el Diario Oficial el Decreto Nº 6, de 5 de enero de 2006, del Ministerio de Relaciones Exteriores, por medio del cual se promulgó este Convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1 de enero del año 2006.

Objetivos: Evitar y eliminar la doble tributación internacional, determinar los derechos de imposición del Estado Fuente y del Estado de Residencia, prevenir la evasión fiscal a través de la cooperación de las administraciones de ambos Estados Contratantes, proteger a los residentes de ambos Estados, establecer un mecanismo o procedimiento para resolver las disputas tributarias que pudieren existir en la aplicación del Convenio.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Se aplica al impuesto sobre la renta y sobre el patrimonio exigible por cada uno de los Estados Contratantes, cualquiera que sea el sistema de exacción. Se consideran como tales, los que gravan ya sea la totalidad de la renta o del patrimonio o cualquiera parte de los mismos, incluidos los impuestos sobre las ganancias derivadas de la enajenación de bienes muebles o inmuebles, así como los impuestos sobre las plusvalías.

Características: La principal es que utiliza el principio de la residencia para determinar la jurisdicción que se atribuirá el poder impositivo de gravar las rentas, así por ejemplo:

  • Las rentas empresariales sólo son gravables por el Estado de residencia de la empresa respectiva (salvo algunas excepciones).
  • En el caso de remuneraciones por servicios personales dependientes, se da el derecho exclusivo de gravar dichas rentas al estado de residencia del prestador del servicio (cuando se cumplen algunos requisitos).
  • Lo mismo que en el caso anterior, se aplica en la prestación de servicios profesionales o de otras actividades independientes, donde el Estado que grava las rentas es el de la residencia del prestador (también cuando se cumplen ciertos requisitos). Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordaron tasas máximas de impuesto, las cuales para el caso de Chile no afectan la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por S.A. chilenas a accionistas suecos quedan gravados en Chile con la tasa del 35% de Impuesto Adicional.

Ver tratado

Convenio entre la República de Chile y la Confederación Suiza para evitar la doble imposición con relación a los impuestos a la renta y al patrimonio y su protocolo

Fecha de suscripción: en Santiago, 2 de abril de 2008

Estado actual y vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites administrativos y legislativos exigidos por el Convenio, tanto en la República de Chile como en el Consejo Federal Suizo, con fecha 6 de agosto de 2010, se publicó en el Diario Oficial el Decreto Nº 151, de 13 de mayo de 2010, del Ministerio de Relaciones Exteriores, por medio del cual se promulgó este Convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1 de enero del año 2011.

Objetivos: Evitar y eliminar la doble tributación internacional, determinar los derechos de imposición del Estado Fuente y del Estado de Residencia, prevenir la evasión fiscal a través de la cooperación de las administraciones de ambos Estados Contratantes, proteger a los residentes de ambos Estados, establecer un mecanismo o procedimiento para resolver las disputas tributarias que pudieren existir en la aplicación del Convenio.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Se aplica al impuesto sobre la renta y sobre el patrimonio exigible por cada uno de los Estados Contratantes, sus subdivisiones políticas o sus autoridades locales, cualquiera que sea el sistema de exacción. Se consideran como tales, los que gravan ya sea la totalidad de la renta o del patrimonio o cualquier parte de los mismos, incluidos los impuestos sobre las ganancias derivadas de la enajenación de bienes muebles o inmuebles, los impuestos sobre los importes totales de sueldos o salarios pagados por las empresas, así como los impuestos sobre las plusvalías.

Características: La principal es que utiliza el principio de la residencia para determinar la jurisdicción que se atribuirá el poder impositivo de gravar las rentas, así por ejemplo:

  • Las utilidades empresariales sólo son gravables por el Estado de residencia de la empresa respectiva salvo que ésta realice su actividad en el otro Estado por medio de un establecimiento permanente situado en él.
  • En el caso de remuneraciones por servicios personales independientes, se da el derecho exclusivo de gravar dichas rentas al Estado de residencia del prestador del servicio independiente. Sin embargo, esas rentas pueden también ser sometidas a imposición en el otro Estado Contratante en los casos que se indican.
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordó una tasa máxima de impuesto, la cual para el caso de Chile no afecta la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por S.A. chilenas a accionistas suizos quedan gravados en Chile con la tasa del 35% de Impuesto Adicional.

Ver tratado

Convenio entre la República de Chile y el gobierno del Reino de Tailandia para evitar la doble imposición y para prevenir la evasión fiscal con relación a los impuestos a la renta

Fecha de suscripción: en Hanoi, 8 de septiembre de 2006

Estado actual y vigencia: Habiéndose cumplido con los trámites administrativos y legislativos exigidos por el Convenio, tanto en la República de Chile como en el Reino de Tailandia, con fecha 9 de agosto de 2010, se publicó en el Diario Oficial el Decreto Nº 149, de 13 de mayo de 2010, del Ministerio de Relaciones Exteriores, por medio del cual se promulgó este Convenio, teniendo plena aplicación a partir del 1 de enero del año 2011.

Objetivos: Evitar y eliminar la doble tributación internacional, determinar los derechos de imposición del Estado Fuente y del Estado de Residencia, prevenir la evasión fiscal a través de la cooperación de las administraciones de ambos Estados Contratantes, proteger a los residentes de ambos Estados, establecer un mecanismo o procedimiento para resolver las disputas tributarias que pudieren existir en la aplicación del Convenio.

Impuestos comprendidos en su aplicación: Se aplica al impuesto sobre la renta exigible por cada uno de los Estados Contratantes o autoridades locales, cualquiera que sea el sistema de exacción. Se consideran como tales, los que gravan la totalidad de la renta o cualquier parte de la misma, incluidos los impuestos sobre las ganancias derivadas de la enajenación de bienes muebles o inmuebles, los impuestos sobre el importe de sueldos o salarios pagados por las empresas, así como los impuestos sobre las plusvalías.

Características: La principal es que utiliza el principio de la residencia para determinar la jurisdicción que se atribuirá el poder impositivo de gravar las rentas, así por ejemplo:

  • Los beneficios empresariales sólo son gravables por el Estado de residencia de la empresa respectiva salvo que ésta realice su actividad en el otro Estado por medio de un establecimiento permanente situado en él.
  • En el caso de remuneraciones por servicios personales independientes, se da el derecho exclusivo de gravar dichas rentas al estado de residencia del prestador del servicio independiente. Sin embargo, esas rentas pueden también ser sometidas a imposición en el otro Estado Contratante en los casos que se indican.
  • Se establecen tasas máximas de impuestos en el caso de ciertas rentas, como por ejemplo en el caso del pago de intereses, de regalías, etc.
  • En el caso de los dividendos, se acordó una tasa máxima de impuesto, la cual para el caso de Chile no afecta la aplicación del Impuesto Adicional. En consecuencia, los dividendos que se distribuyan por S.A. chilenas a accionistas tailandeses quedan gravados en Chile con la tasa del 35% de Impuesto Adicional.

Ver tratado

Su navegador es obsoleto

Lamentablemente su navegador web es muy atiguo. Lo invitamos a actualizar a la última versión de Internet Explorer para navegar seguro. O bien, puede utilizar otro navegador como Google Chrome o Mozilla Firefox.