Estimados(as):

El pasado 11 de marzo de 2022, fue publicada en el Diario Oficial la Ley N° 21.431, que modifica el Código del Trabajo, regulando el contrato de trabajadores de empresas de plataformas digitales de servicios, constituyendo un gran avance en la protección laboral de estos trabajadores, en el contexto actual de la llamada «revolución digital», la cual ha cambiado el comportamiento de los consumidores así como también las nuevas formas de trabajar, creando una nueva fuente de empleos, mediante la prestación de servicios on line o a distancia.

La norma en comento modifica el artículo 38 del Código del Trabajo, e incorpora un nuevo Capítulo X «Del trabajo mediante plataformas digitales de servicios», en el Título II del Libro I del citado cuerpo legal.

Es así como, esta nueva ley, entregó una definición de Empresas de Plataforma Digitales de Servicios y de Persona que Presta Servicios, estableciendo, en consecuencia, una serie de obligaciones y derechos que surgen de la relación entre estas.

El nuevo cuerpo legal comienza definiendo los conceptos básicos de esta regulación, de esta forma, en el artículo 152 quáter Q letra a) del Código del Trabajo, se define una empresa de plataforma digital de servicios, como «aquella organización que, a título oneroso, administra o gestiona un sistema informático o de tecnología ejecutable en aplicaciones de dispositivos móviles o fijos que permite que un trabajador de plataformas digitales ejecute servicios, para los usuarios de dicho sistema informático o tecnológico, en un territorio geográfico específico, tales como el retiro, distribución y/o reparto de bienes o mercaderías, el transporte menor de pasajeros, u otros».

Por su parte, en la letra b) del mismo artículo, se define al trabajador de plataformas digitales, como «aquel que ejecuta servicios personales, sea a cuenta propia o ajena, solicitados por usuarios de una aplicación administrada o gestionada por una empresa de plataforma digital de servicios».

En términos generales, la normativa regula el contrato de los trabajadores de plataformas digitales; el deber de protección que tiene el empleador; y, hace referencia a su jornada de trabajo y remuneraciones.

Destaca la regulación de los contratos, distinguiendo entre los contratos de trabajo de los trabajadores de plataformas digitales dependientes y los contratos de prestación de servicios de los trabajadores de plataformas digitales independientes.

En cuanto a los trabajadores de plataformas digitales dependientes, destacamos:

– Les serán también aplicables las normas generales de Código del Trabajo, en tanto no sean incompatibles o contradictorias con las normas de la nueva ley;

– El contrato de trabajo deberá contener menciones mínimas adicionales a las del art. 10 del Código del Trabajo, entre las que se encuentra el tratamiento de los datos personales del trabajador y el impacto que tienen las calificaciones que le asignen los usuarios, y la designación de un canal oficial donde el trabajador pueda presentar sus objeciones, reclamos o requerimientos respecto de los pagos recibidos, el registro de sus labores, la asignación de las mismas y la evaluación de los clientes.

– El contrato deberá señalar si el trabajador podrá distribuir su jornada en el horario que mejor se adapte a sus necesidades, o si quedará sujeto a las reglas generales de jornada. Las empresas de plataformas digitales deberán implementar mecanismos fidedignos de registro de jornada, los que deberán incluir la identificación de las jornadas pasivas en las que el trabajador está a disposición del empleador sin realizar labores por causas que no le son imputables, y las horas de trabajo efectivo.

Respecto a los trabajadores de plataformas digitales independientes, a su vez, destacamos:

– Se trata de aquellos que no prestan servicios de conformidad al art. 7 del Código del Trabajo (esto es bajo subordinación y dependencia), y en los que las empresas de plataformas digitales de servicios, se limitan a coordinar el contacto entre el trabajador y el usuario de la plataforma.

– El contrato de prestación de servicios deberá constar por escrito y en castellano, utilizar un lenguaje claro y sencillo, y contener ciertas menciones mínimas entre las cuales se encuentra la protección de los datos personales del trabajador, la designación de un canal oficial donde el trabajador pueda presentar sus objeciones, reclamos o requerimientos, y las causales de terminación del contrato.

– Las empresas de plataformas digitales de servicios deberán exigir a los trabajadores la emisión de la documentación tributaria correspondiente para el pago de sus honorarios. Los honorarios por cada hora de servicio efectivamente realizada no podrán ser inferiores a la proporción del ingreso mínimo mensual aumentado en un 20%. Los trabajadores, por su parte, deberán cotizar conforme a la legislación y tendrán derecho a la cobertura de seguridad social.

– Las empresas de plataformas de servicios digitales deberán resguardar un tiempo de desconexión mínimo del trabajador de 12 horas continuas dentro de un período de 24 horas.

– Las empresas de plataformas de servicios digitales deben respetar las garantías constitucionales de los trabajadores. En caso de independientes que durante los últimos 3 meses hayan prestado servicios a una EPD por, a lo menos, 30 horas en promedio cada semana, podrán acceder al Procedimiento de Tutela Laboral.

Ahora, la ley establece garantías generales para este tipo de trabajadores, sin distinguir si se desempeñan de manera dependiente o independiente:

– Información: La empresa debe informar al trabajador los detalles del servicio ofrecido antes de su aceptación (ej.: lugar de realización e identidad del usuario del servicio).

– Protección de datos: Los datos de los trabajadores son reservados y sólo pueden utilizarse por la empresa en el contexto de los servicios que se prestan. Los trabajadores tienen derecho a solicitar a la plataforma en cualquier momento el acceso a sus datos personales, en particular los relacionados con su calificación e impacto en el desempeño de su trabajo.

– Igualdad y no discriminación: En la implementación de los algoritmos, las empresas deberán respetar el principio de igualdad y el de no discriminación.

– Seguridad y salud: La empresa debe capacitar a los trabajadores en seguridad y salud, entregar elementos de protección personal y contratar un seguro de daños que asegure los bienes personales que utiliza el trabajador.

– Indemnización por término de contrato: Los trabajadores tienen derecho a indemnización por término del contrato según determinadas reglas especiales señaladas en el artículo 152 quinquies G: Base de cálculo de indemnizaciones legales. Para la determinación de las indemnizaciones legales que correspondan con ocasión del término del contrato de trabajo, se considerará como base de cálculo la remuneración promedio del último año trabajado, se excluirán aquellos meses no trabajados y se tendrán en consideración los años de servicio. Con todo, si la indemnización que correspondiere por aplicación del artículo 163 («indemnización equivalente a treinta días de la última remuneración mensual devengada por cada año de servicio y fracción superior a seis meses, prestados continuamente a dicho empleador. Esta indemnización tendrá un límite máximo de trescientos treinta días de remuneración») fuere superior, se aplicará ésta.

– Sindicatos: Los trabajadores tienen derecho a constituir organizaciones sindicales sin autorización previa.

– Porcentaje trabajadores: Las empresas tendrán 3 años para cumplir con los porcentajes de trabajadores nacionales y extranjeros del art. 19 Código del Trabajo (El 85%, a lo menos, de los trabajadores que sirvan a un mismo empleador será de nacionalidad chilena. Se exceptúa de esta disposición el empleador que no ocupa más de 25 trabajadores).

Saludos,

 

Share This