Publicaciones y temas de interés

Temas tributarios

23 de Febrero, 2018
Comentarios   0

Precisión del concepto de “vehículo usado” para aplicación de exención de IVA a partir del 01.03.2018

Estimados(as):
Llegó marzo y hay que preocuparse, para lo cual nos pondremos formales y analizaremos una norma reciente que puede afectar de distinta forma a los involucrados en una transacción de compra venta de vehículos, los cuales pueden no ser nuevos (utilizados), pero no siempre estarán beneficiados por la “exención del IVA”, lo que deben tener claro para aplicar adecuadamente las disposiciones legales vigentes.

Se publicó en el Diario Oficial del día 08.02.2018 el Decreto N° 682, promulgado el 19.05.2017, del Ministerio de Hacienda, que modifica el Decreto Supremo N° 55, de 1977, sobre Reglamento de la Ley de Impuesto al Valor Agregado (IVA). La vigencia de las modificaciones, según el artículo 3° del Decreto, es a partir del mes siguiente de su publicación, es decir, esto regirá desde el 01.03.2018

Una de éstas modificaciones es la establecida en el número 24°, letra c) de su artículo 1°, que sustituye el artículo 64° del mencionado Reglamento de la Ley de IVA por el siguiente:

Artículo 64°.– Para los fines previstos en el artículo 12, letra A, N° 1 se entenderá que los vehículos motorizados tienen la condición de “usados” cuando han sido transferidos al consumidor final y no son de propiedad, por tanto, del fabricante o armador, de los distribuidores o concesionarios o de sus subdistribuidores establecidos, de los importadores habituales de los mismos o de empresas que incorporen el vehículo a su activo fijo. Para estos efectos, se considerara como consumidor final aquel que haya adquirido uno o más vehículos motorizados sin haber soportado Impuesto al Valor Agregado, o que habiendo soportado el impuesto, no haya tenido derecho a utilizar el crédito fiscal.”

Nota: El texto anterior de esta disposición era:

“Artículo 64°.- Para los fines previstos en el mismo precepto de la ley, se entenderá que los vehículos motorizados tienen la condición de “usados” cuando han sido transferidos al usuario y no son de propiedad, por tanto, del fabricante o armador, de los distribuidores o concesionarios o de sus subdistribuidores establecidos, de los importadores habituales de los mismos y comerciantes habituales del ramo. Se presume que todo vehículo motorizado que se encuentra en poder de un usuario tiene la calidad de “usado”, con excepción de aquellos que forman parte del activo fijo de una empresa, de acuerdo a lo dispuesto en el inciso 2° del artículo 41° de la ley.”

Para entender los efectos de la modificación es necesario conocer la exención que se aplica para los “vehículos usados”, la que se encuentra establecida en el art. 12° A N° 1 de la Ley de Impuesto al Valor Agregado, que dispone:

“Artículo 12.– Estarán exentos del impuesto establecido en este Título:

A.- Las ventas y demás operaciones que recaigan sobre los siguientes bienes:

1°. Los vehículo motorizados usados, excepto en los siguientes casos: el previsto en la letra m) del artículo 8°; los que se importen y los que se transfieran en virtud del ejercicio, por el comprador, de la opción de compra contenida en un contrato de arrendamiento con opción de compra de un vehículo. Asimismo se exceptúan de la presente exención los vehículos motorizados usados que no hayan pagado el impuesto al momento de producirse la internación por encontrarse acogidos a alguna franquicia, de acuerdo con lo preceptuado en los incisos segundo y tercero de la letra a) del artículo 8°.”

¿Cuáles son las situaciones especiales que ahora se han aclarado para aplicar la exención al momento de vender un vehículo?

No todos los vehículos que han sido utilizados por sus dueños pueden tener la exención de IVA al momento de venderlos. La nueva norma restringe absolutamente el concepto de “usado” al consumidor final y por ende será éste el que tendrá el beneficio de aplicar la exención cuando venda dicho vehículo.

Pero también hay un grupo relevante de contribuyentes que son empresas y que pueden ser considerados como consumidores finales. En esta situación se encuentran todos los contribuyentes que no pueden utilizar el IVA soportado en la adquisición de un vehículo, como las sociedades de inversión, los prestadores de servicios no gravados con IVA (asesorías, empresas de cobranza, colegios, universidades, etc.) e incluso empresas afectas a IVA que adquieran automóviles, stations wagons y similares, ya que por expresa disposición del artículo del artículo 23° N° 4° de la Ley de IVA no pueden usar el IVA soportado en la importación, arriendo y adquisición de tales bienes como crédito fiscal, salvo en que el giro o actividad habitual del contribuyente sea la venta o arrendamiento de dichos bienes, según corresponda.

¿Si compré un vehículo sin IVA y me dedico a la compra y venta, puedo aplicar la exención al vender dicho bien?

No, ya que por norma la actividad de compra y venta define la calidad de vendedor y, por ende, siempre estará gravado con IVA.

¿Si compré un vehículo nuevo y en el futuro lo vendo, cuál es la situación frente al IVA?

Aquí hay tres situaciones que se pueden dar:

1. Ud. compro en calidad de usuario final, es decir, es un particular. Ello le dará derecho a utilizar la exención sin importar la calidad del comprador, que puede ser un particular o una empresa (por ejemplo, entregar el vehículo en parte de pago a un distribuidor o vendedor de vehículos).
2. Ud. actúa como empresa, por lo cual no pudo utilizar el IVA pagado al comprar el vehículo. En éste caso también podrá vender el vehículo aplicando la exención, ya que también tiene la calidad de usuario final. Esto se dará cuando por su actividad no pueda utilizar el IVA, ya que no genera ingresos gravados con dicho impuestos o en el caso que le aplique la prohibición de utilizar el IVA por la compra de automóviles, stations wagons o similares, ya comentada.
3. Ud. utilizó el IVA en la compra de vehículo que enajenará, independiente del estado de éste (incluso podría estar vendiéndolo como chatarra o haciendo entrega a la compañía de seguros, lo cual también debe considerarse como venta), la futura venta estará gravada con IVA, sin importar si el comprador es empresa o persona. Esto es por la aplicación de lo dispuesto en el artículo 8°, letra m) de la Ley del IVA (venta de bienes del activo fijo) y obviamente si es un contribuyente cuyo giro es la compra y venta de vehículos, como podría ser un distribuidor que recibe el vehículo en parte de pago por la venta de otro.

Nota: Las empresas que desarrollan giro de compra y venta de vehículos, como puede ser un fabricante o armador, un distribuidor, un concesionario, una compañía de seguros generales (es receptora y vendedora habitual), pueden tener compras exentas de IVA de vehículos usados, pero siempre sus ventas estarán afectas a IVA, por ser respecto de esa operación, vendedores habituales.

Espero haber aclarado algunas de las dudas que se pueden presentar para las operaciones que realicen a partir del 01.03.2018.

Saludos,

Omar A. Reyes Ríos

Omar A. Reyes Ríos

Socio Consultor

Más artículos de Omar A.

Comentar este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Su navegador es obsoleto

Lamentablemente su navegador web es muy atiguo. Lo invitamos a actualizar a la última versión de Internet Explorer para navegar seguro. O bien, puede utilizar otro navegador como Google Chrome o Mozilla Firefox.