El Nuevo cambio de Sujeto establece el traslado de la obligación de retener y declarar el Impuesto al Valor Agregado (IVA), desde el Vendedor al adquirente: ver presentación